Inicio » Uncategorized » Nada vale PROMESA

Nada vale PROMESA

Publicado originalmente en Claridad, 7 de julio 2016

La aprobación del proyecto PROMESA es una irrelevante en cuanto al efecto que pueda tener para que Puerto Rico pueda volver a tener acceso al mercado de bonos.

Así lo apuntó el analista de planificación económica y social en la Junta de Planificación (JP), René Reyes Medina a preguntas de este semanario de si la aprobación de PROMESA que contiene una moratoria en el pago de la deuda tendrá algún efecto en el acceso mercado de bonos por parte de Puerto Rico. Reyes Medina expuso que ese fue uno de los argumentos que se dio para promover PROMESA, de que “al entrar en juego el respaldo federal al ELA, y al estar en las manos de una junta de “Expertos” el asunto fiscal, esto daría buenas vibras a los mercados, asunto que es irrelevante, y no cambiará nuestra realidad en Puerto Rico”.

Según explicó los niveles de degradación de la deuda de Puerto Rico no son 1 ó 2 niveles de degradación de escala para llegar a grado de inversión. Sino que son alrededor de seis según S&P. “La última emisión de deuda de OG (bonos generales) de Puerto Rico, según la información pública, se hizo en marzo de 2014, un nivel según este índice, bajo inversión (en lo que llaman, chatarra). En este tipo de grado, para poder alcanzar financiamiento el gobierno ha tenido que incluir beneficios perjudiciales para el Estado, y excesivamente favorables para los acreedores. Ejemplo, permitir ser demandado en distintas jurisdicciones fuera de Puerto Rico entre otros asuntos”, dijo Reyes Medina, quien es colaborador como economista y científico social, en la Asociación Puertorriqueña de Economía Política (APEP).

Ante este cuadro por el contrario los únicos favorecidos serán aquellos poseedores de deuda de Puerto Rico, que sí podrán vender en mercados secundarios sus cupones, con una mejor expectativa de recobrar el principal sin descuentos tan profundos.

En esa misma dirección su colega doctor Ricardo Fuentes Ramírez, del Departamento de Economía de la Universidad de Puerto Rico, recinto de Mayagüez, reafirmó que en el corto plazo es sumamente improbable, e incluso es improbable en el largo plazo que la isla vuelva a tener acceso a los mercados de bonos. En su lugar vaticinó que: “La crisis económica y social se profundizará con la política de austeridad de la Junta de Control Fiscal. Recientemente hasta el Fondo Monetario Internacional, uno de los más firmes defensores del neoliberalismo, reconoció que la política de austeridad empeora la situación en economías débiles. Por tanto, es poco probable que inversionistas desarrollen confianza en los bonos de una isla en una profundización de la crisis socioeconómica y humanitaria como la que se avecina”.

Aunque indicó que en el corto plazo, al no pagar la deuda el gobierno tiene un breve respiro, más allá de eso consideró que el no pagar no tendrá implicaciones sustanciales en el sentido de que ya la ruta está trazada con la JCF.

A estos pronósticos se suma la ausencia de un plan de desarrollo económico. En este aspecto la doctora Joely Beth Román Oquendo, acotó que en Puerto Rico se ha cometido el error de poner todos los huevos en una misma canasta. El enfoque ha estado principalmente dirigido al crecimiento económico dependiendo de créditos contributivos para promover la inversión extranjera.

“Es importante promover el desarrollo económico incentivando nuevas industrias locales y es quizás en este punto en que todos coinciden”, dijo en referencia a las sugerencias que han presentado diversos sectores económicos.

“Independientemente del estatus político del país hay que incentivar el empresarismo local en áreas como la agricultura, el turismo (médico, ecológico, etc.) y la manufactura. La industria de la construcción tiene que reinventarse y no puede seguir dependiendo de grandes desarrollos residenciales y comerciales. Puerto Rico es una isla pequeña y no se puede continuar sembrando cemento”, añadió Román Oquendo.

A lo anterior Fuentes Ramírez agregó que ese es el problema fundamental del país. “Estamos en el doble flagelo de una crisis fiscal y una crisis económica. El énfasis de muchos es en la crisis fiscal, cuando ésta es solo una manifestación en la superficie del problema de fondo: la crisis económica y la falta de un plan de desarrollo económico”. Reparó que concentrarse solo en la crisis fiscal y la deuda en la práctica se traduce en una política de austeridad que profundizará nuestra situación económica, empeorará el desempleo, la pobreza, la desigualdad y por tanto el crimen y la emigración.

“Esto es lo que probablemente ocurrirá si permitimos que la Junta gobierne o si el PNP-PPD continúa con sus políticas de siempre. Para pagar aquella parte de la deuda que no sea ilegítima, ilegal, odiosa o insostenible necesitamos mayores recaudos y para eso necesitamos actividad económica. La abrumadora mayoría de los candidatos (Rosselló, Bernier, Lúgaro y Cidre) tienen propuestas que demuestran que están desenfocados en cuanto a cuál es el problema central”.

Fuentes Ramírez censuró que la mayoría de los candidatos se enfocan en el gigantismo del gobierno, cuando desde hace años varios economistas han demostrado que nuestro gobierno no es grande, sino que nuestro sector privado es raquítico. “Presentan dos o tres ideas desvinculadas sobre turismo o servicios médicos y creen que eso es un plan económico. Hace falta un plan integral donde el gobierno asuma el rol de ser el conductor del proceso de desarrollo, identificando los sectores claves para proteger y tomar el rol central en esa protección. Esto es lo que se conoce como una Política Industrial”.

Distinguió que la propuesta del Centro para una Nueva Economía (CNE) apunta en esa dirección, pero donde se presenta de manera completa es en los programas del PIP y el PPT. “Estos partidos son los únicos que presentan un verdadero plan económico como el que Puerto Rico necesita, enfatizando los puntos claves. Entre estos está reconocer que el gigantismo gubernamental es el chivo expiatorio en el debate público; y sobretodo que el neoliberalismo y la austeridad son el problema, no la solución”, concluyó Fuentes Ramírez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: