Inicio » Uncategorized » Un foro sobre desigualdad social

Un foro sobre desigualdad social

Se trató de un espacio para analizar la situación económica de Puerto Rico y sus implicaciones en el ser humano. De la mano de expertos de la academia, la asociación estudiantil Enactus RUM, llevó a cabo en el Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) el foro: Desarrollo humano, ¿afectado por la desigualdad?, que contó con la participación de los profesores: José G. Caraballo, Ricardo Fuentes, Carlos del Valle, y Luisa Seijo.

Los panelistas analizaron los vínculos entre los bienes que goza un individuo y que están determinados además de su ingreso, por la situación de salud, la escolarización, la desigualdad entre géneros, el abolengo, y el acceso a medios de producción, entre otros factores.

Para el doctor Caraballo, del Colegio de Administración de Empresas de la Universidad de Puerto Rico en Cayey, resulta necesario preguntarse si, en efecto, Puerto Rico es un país de clase media alta. Esto, porque, de acuerdo con los Índices de Desarrollo Humano (IDH), esa es la posición que ocupa la isla en cuanto a esperanza de vida, educación e ingresos. Sin embargo, son otros elementos, los que a su juicio, entran en juego para clasificar el desarrollo económico de un país.

“En términos regionales, en Puerto Rico, mientras más lejos se viva del área metro, menor desarrollo humano habrá, siendo la región oeste la que mejor ejemplifica esta situación”, sostuvo el catedrático.

Entre otros indicadores, señaló que la pobreza se mide multidimensionalmente al considerar la educación, la calidad de trabajo, las condiciones de vivienda, salud y nivel de vida. Por lo tanto, para que se determine que un hogar es pobre, tiene que demostrar carencia en tres de esas áreas.

En el aspecto laboral, la calidad de vida de los trabajadores también se ve afectada mediante la contratación a jornadas de 34 horas, aspecto que evidencia por qué uno de cada cinco empleados sigue siendo pobre.

De la misma manera, el doctor Fuentes Rodríguez discutió cómo se ha entendido la desigualdad y su rol en el desarrollo humano. A lo largo de su alocución, el profesor del RUM apuntó que tradicionalmente, en la economía se pensaba que un país en vías de desarrollo, presenta desigualdad, hasta que crezca en el renglón económico.

“A partir de la década de los 70, se plantea que la desigualdad es eficiente. Quitarle a los ricos para darle a los pobres es como tener una paila llena de agua y con agujeros. El resultado neto es que tanto los ricos como los pobres trabajarán menos”, precisó.

Al respecto, comentó que los países que han logrado reducir esa brecha, crecen más rápido y que aquellos que ofrecen garantías laborales y derecho a agruparse en uniones y sindicatos, presentan mayor solidez.

“Nuestra prioridad debe ser reducir la desigualdad con impuestos progresivos -no mediante el Impuesto a las Ventas y el Uso (IVU) o el Impuesto al Valor Añadido (IVA)- sino, que las empresas paguen más. Decimos que Puerto Rico podría tener un desarrollo humano alto, pero somos uno de los países más desiguales del mundo. Eso indica que aquí, sí hay riqueza, pero el problema es que está mal distribuida”, enfatizó.

Por el Recinto Universitario de Mayagüez, también estuvo el doctor Del Valle, quien discutió aspectos de política pública, enfocados en que el desarrollo sostenible debe satisfacer todas las necesidades actuales, sin comprometer los recursos y posibilidades de las nuevas generaciones.

Durante su alocución, mencionó que debe cifrarse como meta el lograr estándares de vida aceptables dentro de un marco cultural y con reformas a corto, mediano y largo plazo y que, en términos gubernamentales, el poder económico está relacionado con la política fiscal y monetaria.

“Es necesaria la participación ciudadana, garantizar e informar con tiempo, asegurar el acceso. En un sistema desigual, no se puede promover el ahorro, el desarrollo”, subrayó.

Entre las recomendaciones que contempla, se encuentra promover una jornada de trabajo de ocho horas durante cuatro días, disminuir la dependencia del automóvil, garantizar el acceso tecnológico y que la matrícula universitaria, además de ser gratuita, abarque educación agrícola, vocacional y artes plásticas.

Otra de las voces colegiales fue la de la profesora Seijo Maldonado, quien dirige el Instituto Universitario para el Desarrollo de las Comunidades (IUDC). La catedrática de Ciencias Sociales compartió las iniciativas que desde el IUDC buscan promover en el estudiantado las acciones necesarias para romper la desigualdad.

“Debemos darnos cuenta de que la desigualdad no permite el desarrollo pleno humano. El IUDC promueve la verdadera educación para romper con la desigualdad, mediante proyectos que involucran a estudiantes que trabajan en comunidades”, afirmó.

Asimismo, Enactus RUM, presentó las iniciativas que desarrollan con el fin de promover la inclusión social. A lo largo de su trayectoria como organización estudiantil, han propuesto el empresarismo como mecanismo de rehabilitación e integración. Sus proyectos, One Step Ahead, Limitless, Love It Forward, son parte de la trayectoria exitosa que ha sido reconocida a nivel mundial.

Carolina Marrero, presidenta, y la doctora Patricia Valentín, mentora, divulgaron los alcances entre las comunidades de deambulantes, no videntes y personas con impedimentos, al tiempo que revelaron los nuevos esfuerzos para atender a la población sorda en una colaboración con Huella Colegial.

El Foro se llevó a cabo en el Anfiteatro del edificio de Administración de Empresas del RUM.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: