Plan Fiscal UPR (20febrero 2017)

plan-fiscal-upr-borrador-20feb2017

Comunicación contra la Reforma Laboral

Evidencia de que Reforma Laboral atenta contra el futuro del país

El colectivo de economistas que compone la Asociación Puertorriqueña de Economía Política (APEP) instó a los líderes políticos del país a retirar o rechazar el actual proyecto de reforma laboral y a la ciudadanía a organizarse para combatirla de ser necesario. La APEP enfatizó que los datos más recientes señalan que eliminar derechos y beneficios laborales atrasa el crecimiento económico.

“Si uno mira alrededor del mundo, mientras más derechos y beneficios laborales tiene un país, mejor está la economía. Y no se trata de que el crecimiento económico permite estos beneficios. Al contrario, muchas veces primero se aumentan los beneficios y luego como resultado comienza a mejorar la economía. Los países donde sus economías han salido de la crisis son los que han dialogado con los trabajadores y trabajadoras las reestructuraciones, logrando consenso y distribuyendo las cargas. Varios estudios científicos lo han documentado,” explicó el economista y profesor de la Universidad de Puerto Rico Recinto Universitario de Mayagüez, Ricardo Fuentes Ramírez. Por tanto, la organización de economistas concluye que la Reforma Laboral propuesta va en dirección opuesta a lo que necesita nuestra economía.

“Muchos economistas hablamos de las ideas “zombie”, porque se supone que estén muertas y enterradas pero siguen vivas y se siguen proponiendo. Eliminar derechos y beneficios laborales como estímulo a la economía es una de estas ideas “zombie”. Sea por ignorancia o intereses económicos privados, se sigue proponiendo algo que sencillamente se ha documentado que perjudica la economía,” concluyó Fuentes Ramirez.

Como parte de los esfuerzos educativos y organizativos constantes que la APEP aspirar a desarrollar, el colectivo está circulando una gráfica sencilla que ilustra, con los datos más recientes, la relación entre derechos laborales y crecimiento económico. En la imagen se puede observar que las categorías de países con mayores niveles de derechos y beneficios laborales, en ley y en práctica, tienen ingresos promedios significativamente más altos. 

crecimiento-economico-y-derechos-laborales

###


Comunicado de Prensa (redactado previo a la radicación del proyecto) :
Economistas rechazan propuestas laborales del sector privado

La Asociación Puertorriqueña de Economía Política (APEP) rechazó las propuestas de reforma laboral presentadas por Coalición del Sector Privado (CSP) por entender que no crearán empleos y sólo profundizará la crisis económica.

“Debemos recordar la larga lista de enmiendas previas, similares a las que proponen ahora, que se han hecho a leyes laborales argumentando su necesidad para la creación de empleos y que, una vez implementadas, nunca generan los empleos esperados,” señaló el economista y profesor del Recinto de Río Piedras de la UPR, Iyari Ríos. El economista añadió que las propuestas no corresponden en lo absoluto con las tendencias en la distribución funcional del ingreso neto. Este recurso estadístico, publicado por la Junta de Planificación de Puerto Rico, analiza la manera en que se reparte el ingreso generado en la isla entre la compensación a los empleados y lo que reciben los propietarios en forma de ganancias, rentas e intereses. “En términos absolutos y relativos, lo que han estado recibiendo los trabajadores y trabajadoras a través del tiempo es cada vez menos, mientras lo que han estado recibiendo los empresarios es cada vez mayor. Esta reforma laboral propuesta por el sector privado solo profundizará esa tendencia, y en el proceso profundizará la crisis social y económica que vivimos,” concluyó el profesor Ríos.

Por su parte, el economista y profesor del Recinto Universitario de Mayagüez de la UPR, Ricardo Fuentes Ramírez hizo un llamado al nuevo gobierno a llevar cabo un análisis serio y científico de las propuestas. “Esa llamada flexibilidad laboral que pide el sector privado es la forma bonita de decir que quieren exprimir más a los trabajadores y trabajadoras. Lo peor de todo es que los estudios científicos apuntan a que ese tipo de medida no crea empleos y además retrasa el crecimiento y desarrollo económico. Puerto Rico ya es una de las economías más desiguales del mundo, y estas medidas solo empeorarán la desigualdad. De hecho, los estudios apuntan a que la desigualdad también retrasa el crecimiento económico, por lo que esta reforma laboral es una receta para el desastre,” explicó el profesor Fuentes Ramírez. En lugar de las propuestas del sector privado, los economistas urgen al gobierno a evaluar propuestas que se han documentado que funcionan, como fortalecer el sindicalismo y los derechos laborales, un sistema contributivo con énfasis en la progresividad, combatir la evasión y elusión de impuestos por parte de los sectores más adinerados y las empresas más grandes, y la participación obrera y ciudadana en todos los foros posibles.


La Asociación Puertorriqueña de Economía Política (APEP) es un colectivo de economistas dedicados a la investigación de asuntos económicos, al igual que su relación con asuntos políticos, culturales y ambientales; y a la divulgación y democratización de estos estudios. Para leer más pueden visitar su página web economiapoliticapr.org

###

Ante el 2017: Hay Alternativas a la Austeridad

 

Por la Asociación Puertorriqueña de Economía Política  (Publicado originalmente en Claridad)

 

El fin del 2016 no trae buenas noticias para los trabajadores/as y los jubilados/as. El gobierno reconoce que la deuda no se puede pagar, y sus reclamos al Congreso de EEUU pidiendo algún mecanismo para reestructurar nuestra deuda resultaron en la imposición de una Junta de Control Fiscal; es decir, la colonia de 1900 glorificada. Se creó la Comisión de Auditoría, y a pesar de que sus informes preliminares apuntaban a que cerca de la mitad de la deuda podría ser inconstitucional, el Departamento de Hacienda aún no desembolsa los fondos necesarios para que dicha comisión complete ese análisis. Según las estadísticas más recientes de la Junta de Planificación, nuestra economía ha continuado su caída, con un decrecimiento de 0.55% del 2014 al 2015. La economía se ha contraído un 14.12% desde que comenzó la crisis en el 2006. El número de personas empleadas volvió a caer un 0.9%. Desde el comienzo de la crisis el empleo ha bajado un total de 21.5%. En otras palabras, desde el 2006, cerca de 270,000 personas han perdido su empleo, se han rendido en su búsqueda de empleo, o han emigrado fuera de la isla. Desde el 2009, nuestro desempleo ha permanecido a no menos de 13% (a modo de contraste, el desempleo en EEUU es actualmente de 4.9%, y en Mississippi, el estado más pobre, es de 6.6%).

 

Lo interesante es que la productividad del obrero(a) puertorriqueño(a) aumentó 0.87% de 2014 a 2015, y ha aumentado 18.23% desde el 2006. La productividad se calcula dividiendo el Producto Interno Bruto (PIB) real entre el empleo total. Ambos, PIB real y empleo total se han reducido durante los últimos años, pero el empleo total se ha reducido a una tasa mayor. En otras palabras, desde que comenzó la crisis hasta el presente, cada trabajador y trabajadora en promedio produce más respecto a años anteriores. ¿Cómo uno explica que durante la crisis los trabajadores y las trabajadoras producen más? Sencillo, los patronos nos exprimen más.

 

Aún más interesante es la implicación  para la distribución de los ingresos. Según la economía tradicional, lo que se le paga a los trabajadores y trabajadoras se determina por cuán productivos sean. Si están siendo más productivos, deben estar ganando más. Sin embargo, la compensación a empleados(as) cayó un 1.8% durante el último año, y desde el 2006 ha caído un 4.56%. Los salarios y jornales también se han reducido un 4.6% desde el 2006. Mientras tanto, los ingresos de propietarios han aumentado un 31.25% desde el 2006.  Por tanto, no nos debe sorprender que, según la Oficina del Censo, la desigualdad (el coeficiente GINI) aumentó 1.5% de 2006 a 2015, posicionando a Puerto Rico como uno de los países más desiguales del mundo. En otras palabras, la crisis no la hemos sufrido igual. Hay un sector adinerado de puertorriqueños cuyos ingresos han aumentado durante la crisis, en gran medida porque exprimen aún más la clase obrera o de algún modo se benefician de ese proceso. Por tanto, para la mayoría de la población trabajadora, la situación empeora y las opciones son la precariedad o la emigración.

 

Esta situación no es meramente pasajera. No son solo años de vacas flacas que preceden años de vacas gordas. Estamos viviendo el colapso de un modelo de desarrollo particular, sobre-orientado hacia fuera, y sobre-dependiente de la herramienta de exenciones contributivas al capital. El carro nos venía dando señales de que estaba mal desde los 70s (diría que el ‘check engine’ esta prendido desde los 60s), y ahora nos dejó a pie.

 

¿Qué podemos esperar del 2017? La prioridad para la Junta de Control Fiscal y la nueva administración gubernamental perteneciente al Partido Nuevo Progresista (PNP) es cuadrar la caja en el gobierno. La nueva administración (PNP) ha mostrado hasta este momento en sus comentarios que aparenta ser un sello de goma ante la Junta, por lo que no estará velando ni luchando por las necesidades del pueblo. Esto implica recortes y austeridad. Todo el mundo tiene claro que esto será un golpe a nuestra ya colapsada economía. Pero para aquellos adinerados, propietarios o vinculados al gran capital (local o foráneo), es un golpe que ellos no van a sentir. Somos el resto de nosotros y nosotras, a los que nos imponen la pobreza y/o el exilio, los que sentiremos el golpe. Nuestra consigna para este nuevo año debe ser: ¡Hay alternativas a la austeridad! Necesitamos agruparnos tras una plataforma alternativa, fundamentada sobre la recuperación económica. Podemos señalar alternativas para aumentar los recaudos que no sean los impuestos al consumo, elaborar una reforma contributiva progresiva, insistir en auditar la deuda, determinar no pagar la deuda que se determine como ilegal e ilegítima, lograr crecimiento con equidad. Herramientas nos sobran, desde el cooperativismo hasta las corporaciones especiales propiedad de trabajadores/as. La peor lucha es la que no se hace.

Estadísticas del blog

  • 11,045 hits

Follow me on Twitter

Follow Asociación Puertorriqueña de Economía Política on WordPress.com